Prótesis dentales

Las restauraciones dentales modernas ayudan a mejorar la vida

Una prótesis dental, es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical, y repone tanto la dentición natural como las estructuras periodontales.

 

La funcionalidad, tal vez sea el objetivo de mayor importancia en una prótesis, puesto que es lo básico para el bienestar del paciente, y es lo primero, que ha de lograrse. Las funciones de la boca que se deben recuperar son: primero una masticación eficaz, sin que la prótesis interfiera en la deglución, puesto que influyen directamente en algo tan fundamental como lo es la alimentación, y segundo una fonética adecuada que facilite al paciente una correcta comunicación.

 

La sola funcionalidad de la prótesis ya significa calidad de vida y por tanto salud para el paciente, pero además, otro objetivo fundamental es evitar que el resto de las estructuras dentarias sufran deterioros, puesto que las prótesis reparan incluso la dimensión vertical de la boca, evitando así mal posiciones articulares.
 
En cuanto a la estética, se busca por necesidad y por ello, una buena apariencia, se convertirá en otro objetivo más. La belleza es un concepto abstracto y subjetivo. Por lo que para conseguir una dentadura de aspecto estético, debemos tener en cuenta la edad y sexo del paciente, su morfología facial y la propia dentadura del paciente. Los dientes deberán colocarse del mismo color y forma que las piezas naturales, sobre todo si el paciente conserva parcialmente su dentadura.

 

Estéticamente, las prótesis no se limitan a restaurar las dentaduras, sino que también restauran la dimensión vertical de la boca y el aspecto global de la cara.