Tu higiene bucal diaria

Es importante cuidar todos los elementos que componen la cavidad bucal. El descuido (higiene oral deficiente) de cualquier parte de este conjunto puede resultar en enfermedades como caries y periodontitis y, a la larga, puede incluso causar la pérdida de los dientes. Es por esto, que es esencial implementar un estricto control de la higiene oral desde la erupción del primer diente y continuarlo durante toda la vida. Para que el cepillado de los dientes cumpla eficazmente su cometido, es preciso que se convierta en una rutina cotidiana al levantarse, después de cada comida y, nuevamente, antes de acostarse. La regularidad es determinante, ya que el biofilm dental se forma de manera continua, y sólo con una reducción eficaz, se podrá evitar su efecto nocivo. Es muy importante también tener una técnica adecuada: si el cepillado es incorrecto, no cumple su finalidad y, lo que es peor, puede resultar perjudicial, dañar los dientes e irritar las encías. Siempre pueden solicitar la colaboración del odontólogo.