¿Por qué no debo ignorar la pérdida de un diente?

Cada diente desempeña un papel importante en tu salud bucal.

 

Cuando se pierde un diente, la solución inmediata es sustituirlo, especialmente si es un diente frontal, pero ¿qué sucede cuando se pierde un diente que no se ve al sonreír?

 

La tendencia general es ignorarlo.

 

Sin embargo, la falta de cualquier diente puede tener un impacto negativo en tu calidad de vida, y evidentemente en tu salud buco-dental. Cuando masticamos un diente sano refuerza la calidad del hueso, al igual que el ejercicio protege contra la pérdida de un hueso. Además, cuando falta un diente, los dientes sanos tienden a cambiar de posición hacia el espacio vacío debido a la pérdida de hueso, lo que afecta a la oclusión de los dientes superiores e inferiores.

Esto puede afectar a cómo ejercemos presión sobre los dientes al masticar y como consecuencia tener un impacto en las articulaciones y músculos circundantes, provocando dolor y otros síntomas como dolores de cabeza. Por lo tanto, cada diente desempeña un papel importante para garantizar que los dientes adyacentes se mantengan alineados y para mantener la salud del hueso maxilar.