Los primeros años

El niño debe ir acostumbrandose al cepillo cuando sale la primera muela de leche, es decir a los 18 meses. Al principio no es necesario utilizar pasta de dientes, ni ser constante, basta con que juegue con el cepillo imitándote.

 

A partir de los 3 años ya es conveniente que el niño se acostumbre a cepillarse los dientes cada día, sobre todo por las noches. Se puede ya usar pasta de dientes especial para esa edad.

 

Especialmente entre los 6 y los 10 años elige bien el cepillo. Hay modelos con mangos y cerdas diseñados para cada etapa.

Los dientes de leche suelen aparecer a partir de los seis meses, acabando a los dos años y medio, aproximadamente. Para una correcta higiene bucal, se recomienda a los padres que comiencen a limpiarlos en cuanto aparezcan. Primero, con ayuda de una gasa; a continuación, se empezará a utilizar un cepillo acorde a la edad del niño. A partir de los tres años se podrá utilizar pasta de dientes en pequeñas cantidades, así como dentífricos infantiles específicos. Los dientes deben limpiarse después de cada comida y siempre antes de acostarse.