Tener una boca sana mantiene en mejores condiciones a los individuos, de modo que pueden disfrutar de una mejor vejez